martes, 4 de diciembre de 2012

20. Novedades

"Divina Proporción" 
Óleo sobre lienzo. 100x100
Me he olvidado de momento de los lienzos de pequeño o mediano formato para entrar  en los que superan el metro por cualquiera de sus lados. Lo que no hace mucho me parecía imposible lo he convertido en realidad y la verdad es que he dado en el clavo de mi realización personal con este nuevo nivel que está dentro de mi pequeño mundo de pintura en el que me encuentro muy a gusto y del que creo que tardaré en apearme. Aun así creo que son pequeños para lo que se estila en los certámenes de pintura seca en los que estoy participando de vez en cuando, en ellos se manejan lienzos que suelen superar los 1,50 metros de lado y es frecuente que lleguen a los 2 metros, pero son de adecuado tamaño para cualquier pared. 
Lógicamente es mucho más impactante una obra de esas dimensiones que las que ahora utilizo y para más "inri" cuando las exponen juntas en las galerías o en los museos el metro y poco se ve casi ridículo comparado con los otros, los metro y mucho. Pero todo se andará. 

"Divinas Proporciones" 
Óleo sobre lienzo. 100x100
La verdad es que los fallos se notan más en los pequeños que en los grandes y no hace falta ser tan minucioso, incluso se pinta mucho más rápido y el resultado es mucho más impresionante, no sé si será debido a que el que tiene que admirar una obra de grandes dimensiones tiene que alejarse de ella para poder verla en su totalidad, al contrario que en las pequeñas a las que muchos espectadores se acercan como si padecieran de miopía; para estos casos son mejores observadores los que tienen presbicia y se han dejado las gafas en casa. En fin, el caso es que una obra de gran formato tiene un atractivo distinto y luce mucho más en cualquier lugar donde se cuelgue, llenando de una sola vez una pared e incluso una habitación.

He pintado dos obras en la que aparecen mujeres de exuberantes cuerpos que dejarían los ojos secos de admirarlas a cualquier hombre de la edad de piedra, ya que ellos solían representar la belleza femenina con grandes curvas u orondas, ya que al parecer pensaban que eran más fértiles y fecundas. 
En estos dos cuadros he aprovechado la utilidad de las dimensiones del rectángulo áureo para aplicarlas en los cuerpos de mis modelos y parece que da buen resultado el experimento, pues se puede decir que distribuyen a dar una forma bien proporcionada a la persona, tanto en proporciones supuestamente perfectas para los estándares actuales como para los de otros tiempos, tal y como dice la teoría y la práctica ahora demostrada por mi y que tantos artistas, arquitectos y diseñadores han utilizado desde el Renacimiento, si no antes, en sus creaciones, tales como Leonardo Da Vinci, Miguel Angel, Dalí, etc. 


"Ya no oigo a los Pájaros" 
Óleo sobre lienzo. 130x97
En "Ya no oigo a los pájaros" quiero hacer dejar constancia sobre mi objetiva postura en cuanto a la práctica de la caza en cualquiera de sus modalidades. Los habrá que estén a favor de ella y los habrá que no lo estén como es mi caso, aunque mi tendencia liberal dice que cada uno haga lo que le plazca, dentro de los límites del marco que el respeto y las leyes mandan, yo me posiciono del lado de los animales, que en este caso son los más indefensos y por eso aplico el dicho: "Hay un placer mayor que el de matar, el de dejar vivir". De un ser vivo se puede disfrutar muchas veces, de uno muerto nunca, sólo en el momento de la muerte y justamente los anteriores; una vez muerto pasa el animal a convertirse de una maravilla de la naturaleza que ésta ha tardado en moldear millones de años durante millones de mutaciones genéticas y generaciones, a poco más que un despojo.
El fondo del lienzo es un campo frío como la soledad y el silencio, gris como la tristeza, el vacío. Sólo le apliqué color el viejo cartel carcomido por el tiempo que parece que ha ganado la batalla y que ya no tiene sentido su presencia porque no hay nada que aniquilar, sin él colocado en la alambrada se cazaría lo mismo, osea, nada, porque ya no hay nada que abatir. Debajo el último cartucho que se disparó tiempo atrás y que sólo Dios sabe si dio en el blanco.


"Lección de Cristalografía" 
Óleo sobre lienzo116x89
He repetido el estilo de los encerados, esta vez para representar una drusa de cuarzo hialino cristalizado totalmente transparente como es este mineral en estado puro. Forma prismas hexagonales rematados con pirámides también hexagonales que apuntan en todas las direcciones. Teniendo como referencia las pizarras de los colegios, institutos, etc.  decidí titularlo "Lección de Cristalografía", donde un maestro tomando como ejemplo el cuarzo explicaría las distintas formas geométricas que adoptan los minerales debido a la colocación nada caprichosa que adoptan los átomos en cada sustancia química para construir los cristales.


"El Oro de los Tontos" 
Óleo sobre lienzo.116x89
Sobre el mismo tema mineralógico pinté en otro lienzo "El Oro de los Tontos", donde en este caso lo que se representa son las piritas de cobre que cristalizan, no siempre, en el sistema cúbico y que cuando están sin alterar por óxidos o cualquier otro elemento tienen un color y brillo muy parecido al del oro, de ahí que mucha gente debió confundirlas y de ahí el nombre que también recibe este mineral, también llamado oro de los pobres, del que los mejores ejemplares del mundo por su perfecta cristalización, tamaño y brillo son encontrados en la Rioja, principalmente en los alrededores de un pequeño pueblo llamado Navajún de donde puedo presumir que he conseguido, in situ, unos cuantos ejemplares que son una maravilla por su brillo metálico intenso y su perfecta cristalización en cubos. Muchas veces se encuentran maclados unos con otros fabricando formaciones de increíble belleza.
Este cuadro cuyo tema, que es una ensoñación, según el comentario de un periodista que escribió un artículo sobre mi en la segunda exposición del Ateneo, está ambientado en un entorno de creación primigenia de la tierra, con montañas y cordilleras recientemente formadas por las presiones de las placas tectónicas, con los torrentes de lava candente creadora de tierra firme y fondos marinos, con los hielos y glaciares que la tornean y con un toque de civilización que poco la beneficiará seguramente. 


"Perfil Perdido II"
Óleo sobre lienzo. 116x89 cm.
"Perfil Perdido II" es la versión modernizada, diría yo, de mayores dimensiones que el primero y que también es probable que sea una nueva ensoñación sobre el mismo tema. Evidentemente se trata del perfil de Nueva York coloreado como a mi me ha parecido, que para eso soy el que lo pinta, en primera instancia, ya que algunos han salido de forma espontánea al mezclarse en el lienzo, En él se perfilan todavía las Torres Gemelas que por supuesto ya no existen y de ahí el título del cuadro.

"Lección sobre La Alhambra"
Óleo sobre lienzo. 130x89 cm. 2012


Qué voy a decir de "Lección sobre la Alhambra" ni del tema del que se trata que está a la vista. Mismo estilo imitación encerado con el mencionado edificio pintado a modo de tiza y relacionado como siempre con una lección de colegio. No sé qué más explicar de momento.


"Crear es tan difícil como ser libre". Elsa Triolet (1896-1970), escritora. 







miércoles, 21 de noviembre de 2012

19. Retrato Institucional.

"D. Alberto de Miguel"
Óleo sobre lienzo. 64x52cm.
Diciembre 2.012
Estar ilusionado es corta definición por haber tenido el privilegio de realizar este encargo institucional y estar además contento con el resultado, teniendo en cuenta lo que me exijo para estos menesteres, que según la pista que sigo de mi modesto entender y el reconocimiento de las personas que me han felicitado, ha sido bastante satisfactorio. 

Estaba obligado a poner todo el empeño, el esmero y el tiempo que hiciese falta para realizar esta obra y conseguir con ello un buen trabajo, intentando poner el listón por encima de los demás retratos que precedieron al mío de otros decanos expuestos en una sala de la Facultad de Economía y Empresas, que no quiere decir que lo haya conseguido, sino que mi intención competitiva perseguía tal fin. 

Muchas son las razones para haberme esmerado con mi cometido, la primera es satisfacer a todas las personas que han hecho posible este encargo y han depositado en mi su confianza. La segunda es que mi incipiente autoestima mejore con el hecho que supone saber que sigo capacitado para realizar retratos de este tipo que se salen algo de mi forma habitual de pintar, comprobando con ello que me sigo adaptando bien a tan realistas estilos que ya apliqué no hace tanto tiempo. Parece que pintar es como montar en bicicleta, creo que quizás sólo he cambiado de bici de montaña a la de carretera. La tercera razón hace referencia al hecho de saber que este cuadro va a estar colgado en un lugar importante junto con otros muchos retratos de todos los decanos retratados que han sido y que permanecerá ahí o en otro lugar similar durante décadas, quizás algún siglo, y que será visto por mucha gente de la que espero que se paren un "ratito" a observarlo, y si éste se crece y convierte en rato, mejor para mi. No sé si esto es pasar a la Historia, pero este legado quedará ahí una buena temporada. 

Este retrato tiene algo que lo hace diferente, es el único decano que presenta una amplia sonrisa, cosa que caracteriza a D. Alberto, poniendo con ello una pizca de alegría entre sus compañeros y a la sala donde está expuesto.

"Una pintura es una fotografía hecha a mano". Salvador Dalí.

martes, 20 de noviembre de 2012

18. Oxidos

"Sara" 
Óleo sobre lienzo. 116x89 cm.

No se por qué pero he tenido una temporada en la que no sacaba de mi cabeza otra cosa que no fuesen ideas de pintar cuadros con el fondo que simule una plancha de hierro oxidada.
De la misma manera tampoco he sabido encontrar otro color para pintar encima que el blanco, simulando que ha sido pintado con tiza, aunque ya solamente el fondo me agrada, puede ser muy decorativo y a la vez llamativo y con cierta originalidad.
La verdad es que a mi me atrae este tipo de fondo que en sí mismo ya dice cosas, y creo que iré mejorando la técnica para intentar hacer las variaciones que crea oportunas y se me vayan ocurriendo, siempre que me vuelva a dar la "vena" de retomar el mencionado estilo ya que ahora estoy en otro peldaño de la escalera que conduce a mi mismo o de creatividad que no sé donde me llevará, tal vez a ningún sitio, pero no me viene mal tropezarme para poder enderezarme o para retroceder algún escalón y caer en un rellano anterior que me devuelva a otros pasillos ya recorridos. Cosas del eclecticismo.

"Ayer había colores" 
Óleo sobre lienzo. 100x100 cm.
De momento he pintado a nuestra nueva gata, a la que también hemos llamado Sara en honor a la anterior, para seguir recordándola como si hubiera vuelto a nacer o se hubiese reencarnado. La verdad es que es bastante improbable porque no pueden ser más distintas la una de la otra en cuanto a su forma de ser, a sus gustos, costumbres, etc. Físicamente se parecen como un huevo a una castaña, nunca mejor dicho, porque la primera era de color castaño y la segunda prácticamente blanca salvo algunas pintas negras diseminadas por aquí y por allá. Pronto cumplirá cuatro meses, ya es una mocita, hasta ahora ha sido adorable, ya veremos si la cosa no cambia.

"La Madre Eterna" 
Óleo sobre lienzo. 100x81 cm.
No he podido por menos que repetir dos lienzos que ya había pintado a los que antes había titulado "Desarrollo" y "La Madre". El segundo es sencillo, quizás pueril, pero muy expresivo. Si el óleo en el pincel no se gastara a medida que se extiende el trazo lo podría haber hecho de una sola línea. Tal vez por eso a mi siempre me ha atraído de alguna forma, y yo creo que sólo a mí, porque la verdad es que no he visto a nadie abrir la boca al contemplarlo ni quedarse extasiado con los ojos entornados delante de este cuadro, me gusta. Pero bueno a mí me apetecía volverlo a reproducir y aquí en mi trabajo como pintor el jefe soy yo y se hace lo que yo quiero, no tengo socios ni accionistas, ni estoy sujeto a los vaivenes del mercado... de momento. 

Del cuadro que titulo "Ayer había colores" el fondo me sugería la relación de las chapas, chatarras y caducados aceites negruzcos de un pueblo viejo asolado por la polución provocada por industrias cercanas que sólo se preocupaban del beneficio en detrimento del entorno, incluyendo en el mismo las casas de un cercano poblado, casas cubiertas de hollín perdidas en la sombra difusa del último modelo de sombrero al que llaman "smog" y que al parecer no pasa de moda.
   

"El arte es la filosofía que refleja un pensamiento". Antoni Tapies





martes, 17 de julio de 2012

17. 17º Concurso AXA, Burgos

Catedral de Burgos 100x81
El pasado sábado tuve la agradable experiencia de presentarme al concurso AXA de pintura "Catedral de Burgos". Nos dirigimos al centro de la ciudad, objetivo La Catedral, que era donde se sellaban las obras antes como paso previo indispensable para empezar a pintar; una vez hecho el primer trámite, a eso de las nueve de la mañana, buscamos sitio para tomar un café y otro para comenzar con la tarea, como no conocía casi esta ciudad me instalé en el sitio más obvio, cercano y fácil de llegar, frente a la fachada de la Catedral para plasmar la misma. 
Hacía un día estupendo en cuanto a temperatura, aunque con un aire inconstante que iba y venía, que arreciaba y se calmaba, el cuál se llegó a convertir en molesto en varias ocasiones, a pesar de que estaba en un sitio abrigado, lo que hizo que tuviera que esprintar de vez en cuando detrás del rollo de papel con el que limpio los restos de pintura, detrás de mi sombrero de paja, o detrás de los guantes de látex que se desparramaron por los alrededores. También fue el aire responsable de que se me cayera al suelo mi querido caballete, lo que ocasionó que se rompiera la pata trasera que días después conseguí pegar sin que se note el percance. Gracias a Dios el cuadro cayó de espaldas dando el bastidor contra el suelo no se dañándose la pintura, hubiera sido un desastre. En este caso no se cumplió una parte de la temida Ley de Murphy que dice que cuando se cae una tostada al suelo siempre lo hace por el lado en la que está untada de mantequilla. 
Mucha gente pasó por allí, era día de fiesta y además pasaron todas las comitivas de las bodas que podían pasar. Hablé con unos, escuché a otros y sentí a muchos a mi alrededor.
A eso de las cuatro de la tarde, hora en que di por terminado el trabajo, mi fiel ayudante, osea mi vecino, me ayudó a recoger toda la parafernalia y fuimos a entregarlo al mismo lugar en que lo sellamos. Acto seguido nos sentamos en una de tantas terrazas de los restaurantes más próximos y comimos como nos merecíamos, y como "allá donde fueres haz lo que vieres", hicimos lo propio, engullimos rica morcilla de Burgos y corderito asado, vinito, cafetito y chupito. No todo van a ser calamidades. A todo ello le siguió una larga tertulia hasta las ocho de la tarde, hora en que se dijo el resultado de los seleccionados. 
Aunque todo lo dicho estuvo muy bien, lo mejor del día fue que estuve entre los elegidos de al menos quinientos concursantes, ya que ese era mi número de participante, que curiosamente fue el último que se dijo. De emoción no se quedó corto el final de la tarde. Fue un empujón de autoestima y de ánimo para seguir pintando y concursando, así como para hacer el viaje de vuelta con mejor agrado.
Un abrazo instintivo me di con mi vecino que, como dije, amablemente me acompañó en este viaje y me ayudó a transportar los aperos de pintura, que no son pocos, a veces parecemos buhoneros, además de molestarse en darse un madrugón para ir conmigo.
Ahora la Fundación AXA emitirá un catálogo con los cuadros seleccionados y hará una exposición el 6 de septiembre y los pondrá a la venta, lo que me hace mucha ilusión porque es un concurso muy prestigioso y competitivo.

"La pintura es un estado del ser, todo buen artista pinta lo que es". Jackson Pollock.

miércoles, 27 de junio de 2012

16. Autorretrato

Autorretrato
Acabo de hacerme este autorretrato de una forma que nunca había experimentado, mirándome a un espejo. Tampoco había estado nunca pintando con la postura que tuve que tomar para realizarlo, ya que el único espejo portátil que tenía disponible era pesado y de un tamaño considerable y el único pedestal posible era el suelo, apoyándolo sobre una estantería, por lo que para mirarme en él sólo era posible adoptando la postura del loto, sentado en el mismo suelo de gres con las piernas estiradas o cruzadas o bien metidas debajo del caballete entre sus patas... un poco incómodo, lo que acarreaba que terminara las sesiones de pintura con las posaderas planas y doloridas y con las piernas adormecidas, sólo sintiendo ese cosquilleo fantasma que sienten las personas que han perdido estas extremidades; la verdad es que mientras pintaba no me daba cuenta de si me dolía algo, era al terminar cuando parecía que mi cuerpo se había acartonado y le costaba retomar la forma y flexibilidad habitual. 

He utilizado unos colores que me agradan siempre y la abundancia de pintura con brochazos largos y gruesos a veces, sin miedo al resultado y con confianza, cosa que me gusta como ya he dicho en alguna entrada de mi blog. Me parece bien el contraste del claro-oscuro. Al parecer he salido mayor de lo que soy, con las facciones demasiado duras y marcadas, y esto no es coquetería, lo digo porque me lo ha dicho casi todo el mundo que ha visto el cuadro y mi mujer no quiere ni que lo exponga. También es que uno nunca se ve como en realidad es ni se oye la voz como la siente al hablar.


"La pintura es más fuerte que yo, siempre consigue que haga lo que ella quiere" – Pablo Picasso 

viernes, 15 de junio de 2012

15. Experiencia en la Calle.

XIV Certamen de pintura al aire libre,
Salamanca monumental
El pasado tres de junio me enfrenté a mi tozuda timidez y a la pesada de mi vergüenza decidiéndome a pintar en la calle. Se trataba del XIV certamen de pintura rápida al aire libre sobre Salamanca Monumental promovido por La Gaceta. Estaba un poco torpe porque el día anterior estuve de celebraciones, cosa que se me nota en la cara, me acosté algo tarde y encima tuve que madrugar para aparcar bien y para coger buen sitio donde colocarme, sobre todo tranquilo y con poco paso de gente, por eso de la pelmaza vergüenza. A medida que iba pintando y pasando las horas se me fueron los complejos y me sentía cada vez más a gusto. El buen tiempo también me acompañó, cosa que yo siempre agradezco. Algunas personas pasaron y no dijeron nada, otras me felicitaron y charlaron conmigo un rato y otras simplemente sacaron fotografías, por tanto no fue muy traumática la experiencia y saqué la conclusión de que la gente no come pintores.

La verdad es que le he cogido gustillo al asunto y creo que voy a repetir con otros concursos de este tipo. He aprendido mucho con esta experiencia, tengo una cierta noción de lo que le jurado prefiere premiar, del estilo mejor a utilizar y del tamaño apropiado de lienzo. 

No fui premiado, sabía que lo tenía muy difícil con ciento setenta adversarios, entre los se encontraban verdaderos genios. Sólo he de comentar que salí algo decepcionado con el veredicto del jurado, éste había premiado a algunas obras en las que no era reconocible nada en absoluto, cosa exigida en otros certámenes de este tipo. Entiendo que al menos se debería encontrar en ellas trazos de lo que se estaba pintando, algo de la Salamanca monumental, tal y como ponía en las bases y en el plano que nos dieron de la zona a plasmar, lo que demostraría en parte que verdaderamente estuvieron en la calle. En muchos de los casos los mismos cuadros podrían ser de cualquier parte del mundo porque era imposible reconocer nada en ellos. Tampoco se valoró mucho el trabajo, la dificultad o el tiempo dedicado, creo que el jurado se interesó más por la originalidad, sobre todo de los materiales utilizados en la obra y por eso que no todo el mundo comprende que es "lo que el artista quiso ver o decir" y su interpretación personal, pero que sin preguntarle a él es difícil saberlo. En fin, seguramente esté confundido.

"Cuando comienzas una pintura es algo que está fuera de ti. Al terminarla parece que te hubieras instalado dentro de ella". Fernando Botero

miércoles, 25 de abril de 2012

14. Copla de Pie Quebrado

"Copla de Pie Quebrado"  
Óleo sobre lienzo. 100x65
Después de la gente que me rodea a diario, familiares y amigos sobre todo, creo que de la persona que más me acuerdo es de D. Juan, apodado injustamente "el chivo", y eso que han pasado cerca de cuarenta años desde que fue mi maestro, hablo de 7º y 8º de EGB, a principios de los setenta, y del colegio público San Mateo, Salamanca donde estaba ubicado. Lo que si tengo claro desde hace mucho tiempo es que nos apreciaba y se preocupaba en exceso porque metiéramos en nuestras seseras adolescentes sus lecciones, por eso se enfadaba, casi explosivamente, con los que no lo hacían, posicionándonos en aquellas clase de medio centenar de alumnos según nuestras calificaciones, y llegando a vapulear al torpe con cierta saña al grito de ¡pero qué biiicho señooores! y al de ¡acémilas, que sois unas acémilas! (sic). Ahora no le reprocho nada, porque entre otras cosas no nos ocasionó daño físico ni psíquico alguno, y estoy convencido que nos influyó mucho sólo para bien.
Me acuerdo de él cada vez que tengo que colocar un acento, cuando dudo si una palabra se escribe con "v" o con "b", cuando pienso donde colocar una coma o un punto, cuando relato los adverbios, en los tiempos verbales y las aposiciones, en la literatura, en la poesía o cuando pienso en nuestros escritores clásicos.
Las "Coplas por la muerte de su padre" de Jorge Manrique pintadas en este cuadro son mi homenaje a D. Juan Sahagún porque también me lo recuerdan siempre. Tengo claramente anclado en mi memoria el encerado donde escribía y borraba, donde estuvo escrita la más conocida manriqueña. También disponía de otra pizarra portátil donde ponía las preguntas de los exámenes sorpresa que tanto odiábamos y que solía ocultar detrás de la puerta de entrada al aula hasta que nos sentábamos todos. 
No olvidaré nunca a este maestro entrañable que sufría por nosotros, quizás entonces incomprendido por nuestras mentes semi-adolescentes. Hoy, cuando coincido con algún ex-compañero y antiguo alumno recordamos entre risas y anécdotas, pero con mucho respeto, a aquel buenazo, grandullón y desgarbado con su peculiar risa carrasposa, que tanto nos enseñó. 
Qué alegría le daría, si supiera que es recordado así y que es de justo reconocimiento todo el saber que sembró, que como ocurre casi siempre no se hizo cuando debería de haberse hecho.

"Después de todo la pintura se ha de hacer como uno es". Juan Gris

miércoles, 18 de abril de 2012

13. Cabreado con el Mundo

"Cabreado con el Mundo" 
Óleo sobre lienzo. 81x65 cm.
Hay un dicho o proverbio que dice algo así: "Quien se encuentra solo es porque ha construido muros en vez de puentes"
Este ser nacido bajo el signo que rige Marte, atrapado en su vanidad, egoísmo, egocentrismo y su desprecio hacia los demás, ha ido cayendo en decadencia de forma dolorosa sin percatarse de ello, lo que le apena profundamente. Tiene un miedo aterrador a la soledad, a sentirse débil bajo el pesado plomo de los años que le aflojan las piernas sin que comprenda que es un echo natural que debe aceptar. Se ha hecho anciano y sigue sin reconocer sus errores o lo que es peor, sin enmendarlos, porque lo primero debe conducir a lo segundo, aquí el orden de los factores si cambia el resultado. 
Dice la Ley cristiana que para reconciliarse con Dios son necesarias cinco cosas: "Hacer examen de conciencia, tener dolor de los pecados, propósito de enmienda, decir los pecados al confesor y cumplir la penitencia". A la Ley de los hombres cabales le bastaría con las tres primeras.
No se ha hecho llorón y cobarde ahora que se ve débil, en el fondo siempre fue las dos cosas, nunca dio la cara a los problemas ni quiso saber de prosperidad, con hacer lo justo para vivir le bastaba. Quiere que los demás entiendan su penosa situación y se apiaden de él, pero nadie está ahí para socorrerle porque él no tuvo aprecio más que por sí mismo. La ley universal del retorno, después de esperar toda una vida a que llegara este momento, le cae encima como una losa porque quiere restablecer el equilibrio.
Dice una frase atribuida a Les Luthiers: "Errar es humano, pero echar la culpa a otro es más humano todavía". Como defensa para crecer y no dañar la psique culpándose uno mismo no está mal, pero en la práctica atrae la pena y la soledad. Pocas cosas hay más liberadoras que reconocer las culpas, pedir perdón por ellas y no volver a caer en los mismos errores. Este macho cabrío de bronce que pudo haber sido de oro, jamás se rebajará a hacerlo, y si lo hiciera tarde o temprano se arrepentiría de haberlo hecho; la mentira fue siempre su mejor aliada y la utilizó sabiamente para sus ruines fines. Siempre seguirá cabreado con este mundo que no le entiende y no es capaz de darle lo poco él cree que necesita o se merece. Él cree que fue generoso y que hizo muchos favores, de los cuáles guarda copia en su memoria, y por tanto espera equivocadamente que algún día sera recompensado; un favor no se hace pensando en la contraprestración porque si no sería un préstamo.
Ahí está, acurrucado y meditabundo, bajo la ventana del mundo azul y limpio de los honestos, de los justos y a la sombra de la libertad que da serlo, cubriéndose del óxido corrosivo de las miserias pasadas y pudriéndose sus entrañas por el rencor. Ambos lo convertirán más pronto que tarde en inservibles cenizas. 
Vivirá lo poco que le queda junto a la ventana sin enrejar del alma libre, alimentándose de sus propias carnes, sin atreverse a saltar porque sus equivocados principios se lo impiden.

"No se trata de pintar la vida, se trata de hacer viva la pintura". Paul Cèzanne

sábado, 7 de abril de 2012

12. Más Retratos

"Don Juan Carlos I" 
Óleo sobre lienzo. 162x130 cm.
En esta nueva entrada publico retratos realizados a partir del 1 de enero de 2012. Iré añadiendo, salvo que lo haga en otras entradas, los nuevos que vaya pintando, a los que procuraré aplicar nuevos estilos y con los que experimentaré nuevas técnicas o tonalidades de forma que intentaré arriesgar un poco para salirme de lo que ya he aplicado.
Me está rondando por la cabeza la idea de utilizar, como hice en el retrato de Rita, no tanto en el de Clint, un solo color, cualquiera, con distintas tonalidades como si de un negativo se tratara. 
No sé por qué razón los colores anaranjados están de moda en mí esta temporada, y no parece que se lleven muchos, influyéndome tendenciosamente y animándome a que los utilice con frecuencia. También me motiva el hecho de que veo que a la gente le gustan este tipo de cuadros monocromáticos. Tienen luz y dan un aire de nostalgia, quizás porque recuerdan al sepia de las descoloridas fotografías antiguas.

"Olga". Óleo sobre lienzo. 55x46 cm.
Tengo la inmensa suerte, por lo que me siento muy orgulloso y privilegiado en cierta medida, de ser capaz de pintar con cierta facilidad a las personas, entre otras razones porque el resultado encandila y en cierto modo hipnotiza cuando ha sido bueno, tanto a mi como creador, como al espectador, y es interesante ver la primera expresión del que ha sido modelo cuando se ve. Es al cuadro que le buscará más defectos y por tanto se los encontrará, se observará y re-observará y, como ocurre cuando nos miramos en una fotografía, que nunca estamos contentos de cómo quedamos, siempre nos parece que salimos con la cabeza torcida, boquiabiertos, con ojeras, con la papada caída, más gordos, con cara de boniato o más viejos. Después del primer vistazo vendrán los comentarios de alabanza sobre la obra, aderezados con sutiles "peros" para molestar lo menos posible, cosa que se agradece. El resto de los observantes lo verán bien o como mucho dirán: "yo no entiendo mucho de pintura, pero a mi me parece que está bien, se parece, tiene un aire", etc y en algún caso dirá, "¡está clavao!". Este último si que entiende.

"Juan Pablo II", Óleos sobre lienzo. 65x54 cm.
Gracias a todos, a los que no saben de pintura y critican o le disgustan mis modestas creaciones y a los que entienden de arte, que se maravillan con ellas y me hacen subir el ego con sus lisonjas. Fuera de bromas, es de entender cualquier postura, a mi me ocurre, a veces aborrezco lo que a otros entusiasma o viceversa. No tiene por qué gustar todo a todos y no es necesario entender de pintura, lo que guste, guste, sin más.  Semos asín


"Joaquín Torres" 
Óleo sobre lienzo. 65x54 cm.
"Joaquín Torres" es el último retrato que he pintado durante este mes frío, lluvioso y desapacible de diciembre, que el insensato de él ha hecho que las manos se me destemplaran y que sintiera ese pequeño dolorcillo de los pocos grados en los dedos mientras pintaba en la buhardilla. 
Ya dije en algún sitio de este blog que pintaría personas o personajes que por alguna razón admire, quiera o me atraiga. En el caso de este renombrado diseñador de inmuebles, llamado el "arquitecto de los famosos" me interesa bastante el tipo de arquitectura que construye por su originalidad, ideas novedosas, diseño modernista, etc.  
Simplemente uno de tantos días que lo vi en televisión me dije que lo pintaría y como me cae bien, aunque no lo conozco personalmente, creo que a eso se debe que el resultado no haya sido malo. Tiene cara de buena persona, sonríe y parece un tipo agradable, no hace falta nada más.
Me hice de su club de fans y le sigo también en twitter al igual que mi vecina Milagros la cuál les envió la fotografía de este cuadro y ellos, los del blog del club de fans, lo colocaron en el mismo. ¡Qué bien!.

"La pintura es poesía muda, la poesía pintura ciega". Leonardo da Vinci

miércoles, 4 de abril de 2012

11. Minerales

"Cuarzo" Óleo sobre lienzo. 55x46 cm.
Siempre me ha apasionado todo lo relacionado con la geología y la paleontología, por eso siempre he buscado y coleccionado minerales y fósiles, lo que me ha hecho recorrer buena parte de la geografía peninsular dándome muchas alegrías, satisfacciones, buenos momentos, agradables recuerdos, algunos sacrificios y también decepciones. Mis primeros ejemplares procedían de aquellos amarillos botes de Cola Cao que llevaban adheridos en la tapa cajitas con minerales que yo conseguí quizás con más facilidad que otros porque mi abuelo tenía una tienda de ultramarinos, tales ejemplares los conservo orgullosamente junto a una extensa colección que con los años hemos conseguido reunir. Estos milagros que la naturaleza ha tardado millones de años en pulir con decenas de figuras geométricas, que ha pintado de todos los colores posibles y ha cargado de armoniosas energías tienen una atracción especial para mi desde que muy niño.  

"Lección de Cristalografía"
Óleo sobre lienzo. 130x89 cm.
Pocas cosas pueden dar tanta alegría como encontrar un ejemplar en medio del campo, en una cantera, en la playa, en una vieja mina, en una cuneta o en la misma puerta de casa, ya que pueden encontrarse por doquier, sólo hay que prestar atención al entorno e ir mirando al suelo alrededor y unos pasos por delante. Lógicamente el ojo entrenado y el conocimiento de las rocas y terrenos ayuda mucho, pero con interés y paciencia todo se consigue. En ocasiones incluso desde el coche he visto lugares o rocas que me han llamado la atención, he parado y he encontrado cosas muy interesantes. 

De interés especial son los poco abundantes y de los abundantes los que pueden estar cristalizados o adquieren formas inusuales. Parece imposible creer que unos elementos aparentemente inertes parezca que tienen vida en su interior e inteligencia, como si una colmena se tratara, para organizar sus propios átomos y moléculas en redes perfectas que con una paciencia casi infinita van consiguiendo construir edificios que arquitectónicamente tienen diseños perfectos sin que la mano de técnicos dirijan las obras y sin una mente privilegiada haga el proyecto. 

Hay que estar familiarizado y haber visto y leído sobre estos temas para darse cuenta de lo que la naturaleza ha creado; hay cristales de minerales como el cuarzo, la calcita, el berilo, la anglesita, el yeso y tantos otros de los que se han hallado ejemplares de decenas de metros de largo y de varias toneladas de peso. Hay inmensas cavernas con el suelo, el techo o las paredes repletas de inmensos cristales o de pequeños maravillosos, donde se hace difícil comprender, incluso mucha gente lo duda, que no hay sido el hombre quien los haya moldeado, jamás éste podría hacerlo igual empezando desde dentro, no podría más que imitarlos, o destruirlos, o hacerles pintadas, deteriorar algo tan perfecto que ha tardado millones de años en formarse no tiene nombre, o si, pero prefiero no callármelo. Digo yo que el inútil es tan necio que no soporta que haya alguien o algo que pueda crear, y es tan pobre que no tiene ni el pequeño don de admirar y disfrutar con lo bello.  

Sólo puedo comprender que existan los cristales si creo en la hipótesis de Gaia. 


"Sueño mis pinturas y luego pinto un sueño"- Vincent Van Gogh

viernes, 16 de marzo de 2012

10. Exposición 01/IV/2.012

El próximo uno de Abril expondré en el Ateneo de Salamanca, por lo que les estoy agradecido, una selección de cuadros realizados en su mayoría durante el año 2.011 y lo que va del 2.012. Casi todos ellos se encuentran ya presentados en este blog. He decidido denominar a la exposición "Mi Historia" porque quiero que parezca un resumen de mi vida, de mis experiencias, mis aficiones, mis lugares preferidos, así como una pequeña representación de retratos de la gente que me rodea, que quiero o admiro, cuadros relacionados con mi pueblo natal, Hinojosa de Duero y obras que representan lugares en los que me gusta estar, el campo, los encinares o el mar. Habrá también óleos figurativos de todo tipo basados en asuntos que me interesan y otros que mi imaginación ha ordenado pintar a mis manos sin tener ella claro qué les ha mandado pintar. En fin diversidad de temas y estilos, que es lo que siempre he querido hacer como ya he explicado en este blog.

"Contra toda opinión, no son los pintores sino los espectadores quienes hacen los cuadros". Marcel Duchamp 

viernes, 24 de febrero de 2012

9. Al Séptimo Arte



Dedicado a aquellos que desde la fábrica de sueños fueron capaces con su personalidad en escena dejar sus improntas gravadas en mi cerebro.

"Rita Hayworth". 55x46 cm.
"Clint Eastwood" .  65x54 cm.
Si Rita Hayworth, co-protagonista de la histórica película "Gilda", levantara la cabeza no dejaría que Glenn Ford le sacudiera aquel famoso guantazo, nunca mejor dicho, por provocar con sus contoneos y por sacarse de forma insinuante su largo guante. No porque ella quisiera impedirlo, sino porque abría grupos que así lo censurarían y boicotearían, mientras que por otro lado hoy en la película más beata se enseñan todas las “tajás", se provoca carnalmente hasta dejarnos catalépticos, hay violencia suficiente para saturar a un faquir y nadie dice nada, como debe de ser. Incluso, me refiero a Gilda, no llegaría a entender que por tan poca cosa grupos feministas, defensores de la mujer, anti-violencia de género y otros escandalosos, hoy harían una campaña contra el acoso, maltrato y el machismo rancio hacia la mujer por el sólo hecho de haber recibido la “torta”, sin querer distinguir entre la realidad y la ficción, ya que Gilda nunca llegó a recibir nada de verdad. Sé que por decir esto yo también me arriesgo a ser criticado pero yo creo ante todo en la libertad, en que se deje a la gente actuar, dentro de lo legal y del respeto a los demás, y que cada uno haga con su cuerpo lo que crea conveniente sin que haya otros que presumiendo de tener la verdad de su parte, sin ser así probablemente, se empeñen en conseguir que todo el mundo sea como ellos quieren que sea. Somos libres, así que "Vive y deja vivir" o "live and let die".

"Lauren Bacall" . 100x81 cm.
"El Cid" . 116x89 cm.
No puedo remediar cuando veo a Clint Eastwood o incluso cuando me acuerdo de él compararlo a veces con el “Tío La Vara”, el justiciero rural a quien da vida José Mota. En cierto modo el saco descosido y deshilachado que lleva como capa junto con la boina tienen alter ego en el poncho y el sombrero que utiliza Clint Eastwood en sus “westerns”. Pero lo que en realidad les asemeja es el fin que persiguen, que no es otra cosa más que hacer justicia, combatir el mal y darle lo suyo a los mangantes, el Tío La Vara a base de palos en las costillas a la voz de “sus voy a crujir vivitos” y Clint en "Harry El Sucio" a tiros con su Magnum cuarenta y cuatro diciendo su contundente frase…”anda, alégrame el día”. No ha habido tipo más duro, más templado, con más porte ni con la mirada más segura y penetrante en el polvoriento oeste americano ni en el desierto de Tabernas; ni siquiera John Wayne le superaba. Siempre tendré en mi mente sus actuaciones justicieras como El Predicador, protagonista de “El Jinete Pálido”, como Willian Munny en “Sin Perdón” o como Walt Kowalsky en “Gran Torino.


"Robert Redford y Paul Newman". 81x65 cm.























"El pintor no usa palabras, usa materiales, trabaja el sentimiento con la mirada y el cerebro. El color es un lenguaje, como la música" – Vlady, pintor.