miércoles, 21 de noviembre de 2012

19. Retrato Institucional.

"D. Alberto de Miguel"
Óleo sobre lienzo. 64x52cm.
Diciembre 2.012
Estar ilusionado es corta definición por haber tenido el privilegio de realizar este encargo institucional y estar además contento con el resultado, teniendo en cuenta lo que me exijo para estos menesteres, que según la pista que sigo de mi modesto entender y el reconocimiento de las personas que me han felicitado, ha sido bastante satisfactorio. 

Estaba obligado a poner todo el empeño, el esmero y el tiempo que hiciese falta para realizar esta obra y conseguir con ello un buen trabajo, intentando poner el listón por encima de los demás retratos que precedieron al mío de otros decanos expuestos en una sala de la Facultad de Economía y Empresas, que no quiere decir que lo haya conseguido, sino que mi intención competitiva perseguía tal fin. 

Muchas son las razones para haberme esmerado con mi cometido, la primera es satisfacer a todas las personas que han hecho posible este encargo y han depositado en mi su confianza. La segunda es que mi incipiente autoestima mejore con el hecho que supone saber que sigo capacitado para realizar retratos de este tipo que se salen algo de mi forma habitual de pintar, comprobando con ello que me sigo adaptando bien a tan realistas estilos que ya apliqué no hace tanto tiempo. Parece que pintar es como montar en bicicleta, creo que quizás sólo he cambiado de bici de montaña a la de carretera. La tercera razón hace referencia al hecho de saber que este cuadro va a estar colgado en un lugar importante junto con otros muchos retratos de todos los decanos retratados que han sido y que permanecerá ahí o en otro lugar similar durante décadas, quizás algún siglo, y que será visto por mucha gente de la que espero que se paren un "ratito" a observarlo, y si éste se crece y convierte en rato, mejor para mi. No sé si esto es pasar a la Historia, pero este legado quedará ahí una buena temporada. 

Este retrato tiene algo que lo hace diferente, es el único decano que presenta una amplia sonrisa, cosa que caracteriza a D. Alberto, poniendo con ello una pizca de alegría entre sus compañeros y a la sala donde está expuesto.

"Una pintura es una fotografía hecha a mano". Salvador Dalí.

martes, 20 de noviembre de 2012

18. Oxidos

"Sara" 
Óleo sobre lienzo. 116x89 cm.

No se por qué pero he tenido una temporada en la que no sacaba de mi cabeza otra cosa que no fuesen ideas de pintar cuadros con el fondo que simule una plancha de hierro oxidada.
De la misma manera tampoco he sabido encontrar otro color para pintar encima que el blanco, simulando que ha sido pintado con tiza, aunque ya solamente el fondo me agrada, puede ser muy decorativo y a la vez llamativo y con cierta originalidad.
La verdad es que a mi me atrae este tipo de fondo que en sí mismo ya dice cosas, y creo que iré mejorando la técnica para intentar hacer las variaciones que crea oportunas y se me vayan ocurriendo, siempre que me vuelva a dar la "vena" de retomar el mencionado estilo ya que ahora estoy en otro peldaño de la escalera que conduce a mi mismo o de creatividad que no sé donde me llevará, tal vez a ningún sitio, pero no me viene mal tropezarme para poder enderezarme o para retroceder algún escalón y caer en un rellano anterior que me devuelva a otros pasillos ya recorridos. Cosas del eclecticismo.

"Ayer había colores" 
Óleo sobre lienzo. 100x100 cm.
De momento he pintado a nuestra nueva gata, a la que también hemos llamado Sara en honor a la anterior, para seguir recordándola como si hubiera vuelto a nacer o se hubiese reencarnado. La verdad es que es bastante improbable porque no pueden ser más distintas la una de la otra en cuanto a su forma de ser, a sus gustos, costumbres, etc. Físicamente se parecen como un huevo a una castaña, nunca mejor dicho, porque la primera era de color castaño y la segunda prácticamente blanca salvo algunas pintas negras diseminadas por aquí y por allá. Pronto cumplirá cuatro meses, ya es una mocita, hasta ahora ha sido adorable, ya veremos si la cosa no cambia.

"La Madre Eterna" 
Óleo sobre lienzo. 100x81 cm.
No he podido por menos que repetir dos lienzos que ya había pintado a los que antes había titulado "Desarrollo" y "La Madre". El segundo es sencillo, quizás pueril, pero muy expresivo. Si el óleo en el pincel no se gastara a medida que se extiende el trazo lo podría haber hecho de una sola línea. Tal vez por eso a mi siempre me ha atraído de alguna forma, y yo creo que sólo a mí, porque la verdad es que no he visto a nadie abrir la boca al contemplarlo ni quedarse extasiado con los ojos entornados delante de este cuadro, me gusta. Pero bueno a mí me apetecía volverlo a reproducir y aquí en mi trabajo como pintor el jefe soy yo y se hace lo que yo quiero, no tengo socios ni accionistas, ni estoy sujeto a los vaivenes del mercado... de momento. 

Del cuadro que titulo "Ayer había colores" el fondo me sugería la relación de las chapas, chatarras y caducados aceites negruzcos de un pueblo viejo asolado por la polución provocada por industrias cercanas que sólo se preocupaban del beneficio en detrimento del entorno, incluyendo en el mismo las casas de un cercano poblado, casas cubiertas de hollín perdidas en la sombra difusa del último modelo de sombrero al que llaman "smog" y que al parecer no pasa de moda.
   

"El arte es la filosofía que refleja un pensamiento". Antoni Tapies