miércoles, 25 de abril de 2012

14. Copla de Pie Quebrado

"Copla de Pie Quebrado"  
Óleo sobre lienzo. 100x65
Después de la gente que me rodea a diario, familiares y amigos sobre todo, creo que de la persona que más me acuerdo es de D. Juan, apodado injustamente "el chivo", y eso que han pasado cerca de cuarenta años desde que fue mi maestro, hablo de 7º y 8º de EGB, a principios de los setenta, y del colegio público San Mateo, Salamanca donde estaba ubicado. Lo que si tengo claro desde hace mucho tiempo es que nos apreciaba y se preocupaba en exceso porque metiéramos en nuestras seseras adolescentes sus lecciones, por eso se enfadaba, casi explosivamente, con los que no lo hacían, posicionándonos en aquellas clase de medio centenar de alumnos según nuestras calificaciones, y llegando a vapulear al torpe con cierta saña al grito de ¡pero qué biiicho señooores! y al de ¡acémilas, que sois unas acémilas! (sic). Ahora no le reprocho nada, porque entre otras cosas no nos ocasionó daño físico ni psíquico alguno, y estoy convencido que nos influyó mucho sólo para bien.
Me acuerdo de él cada vez que tengo que colocar un acento, cuando dudo si una palabra se escribe con "v" o con "b", cuando pienso donde colocar una coma o un punto, cuando relato los adverbios, en los tiempos verbales y las aposiciones, en la literatura, en la poesía o cuando pienso en nuestros escritores clásicos.
Las "Coplas por la muerte de su padre" de Jorge Manrique pintadas en este cuadro son mi homenaje a D. Juan Sahagún porque también me lo recuerdan siempre. Tengo claramente anclado en mi memoria el encerado donde escribía y borraba, donde estuvo escrita la más conocida manriqueña. También disponía de otra pizarra portátil donde ponía las preguntas de los exámenes sorpresa que tanto odiábamos y que solía ocultar detrás de la puerta de entrada al aula hasta que nos sentábamos todos. 
No olvidaré nunca a este maestro entrañable que sufría por nosotros, quizás entonces incomprendido por nuestras mentes semi-adolescentes. Hoy, cuando coincido con algún ex-compañero y antiguo alumno recordamos entre risas y anécdotas, pero con mucho respeto, a aquel buenazo, grandullón y desgarbado con su peculiar risa carrasposa, que tanto nos enseñó. 
Qué alegría le daría, si supiera que es recordado así y que es de justo reconocimiento todo el saber que sembró, que como ocurre casi siempre no se hizo cuando debería de haberse hecho.

"Después de todo la pintura se ha de hacer como uno es". Juan Gris

miércoles, 18 de abril de 2012

13. Cabreado con el Mundo

"Cabreado con el Mundo" 
Óleo sobre lienzo. 81x65 cm.
Hay un dicho o proverbio que dice algo así: "Quien se encuentra solo es porque ha construido muros en vez de puentes"
Este ser nacido bajo el signo que rige Marte, atrapado en su vanidad, egoísmo, egocentrismo y su desprecio hacia los demás, ha ido cayendo en decadencia de forma dolorosa sin percatarse de ello, lo que le apena profundamente. Tiene un miedo aterrador a la soledad, a sentirse débil bajo el pesado plomo de los años que le aflojan las piernas sin que comprenda que es un echo natural que debe aceptar. Se ha hecho anciano y sigue sin reconocer sus errores o lo que es peor, sin enmendarlos, porque lo primero debe conducir a lo segundo, aquí el orden de los factores si cambia el resultado. 
Dice la Ley cristiana que para reconciliarse con Dios son necesarias cinco cosas: "Hacer examen de conciencia, tener dolor de los pecados, propósito de enmienda, decir los pecados al confesor y cumplir la penitencia". A la Ley de los hombres cabales le bastaría con las tres primeras.
No se ha hecho llorón y cobarde ahora que se ve débil, en el fondo siempre fue las dos cosas, nunca dio la cara a los problemas ni quiso saber de prosperidad, con hacer lo justo para vivir le bastaba. Quiere que los demás entiendan su penosa situación y se apiaden de él, pero nadie está ahí para socorrerle porque él no tuvo aprecio más que por sí mismo. La ley universal del retorno, después de esperar toda una vida a que llegara este momento, le cae encima como una losa porque quiere restablecer el equilibrio.
Dice una frase atribuida a Les Luthiers: "Errar es humano, pero echar la culpa a otro es más humano todavía". Como defensa para crecer y no dañar la psique culpándose uno mismo no está mal, pero en la práctica atrae la pena y la soledad. Pocas cosas hay más liberadoras que reconocer las culpas, pedir perdón por ellas y no volver a caer en los mismos errores. Este macho cabrío de bronce que pudo haber sido de oro, jamás se rebajará a hacerlo, y si lo hiciera tarde o temprano se arrepentiría de haberlo hecho; la mentira fue siempre su mejor aliada y la utilizó sabiamente para sus ruines fines. Siempre seguirá cabreado con este mundo que no le entiende y no es capaz de darle lo poco él cree que necesita o se merece. Él cree que fue generoso y que hizo muchos favores, de los cuáles guarda copia en su memoria, y por tanto espera equivocadamente que algún día sera recompensado; un favor no se hace pensando en la contraprestración porque si no sería un préstamo.
Ahí está, acurrucado y meditabundo, bajo la ventana del mundo azul y limpio de los honestos, de los justos y a la sombra de la libertad que da serlo, cubriéndose del óxido corrosivo de las miserias pasadas y pudriéndose sus entrañas por el rencor. Ambos lo convertirán más pronto que tarde en inservibles cenizas. 
Vivirá lo poco que le queda junto a la ventana sin enrejar del alma libre, alimentándose de sus propias carnes, sin atreverse a saltar porque sus equivocados principios se lo impiden.

"No se trata de pintar la vida, se trata de hacer viva la pintura". Paul Cèzanne

sábado, 7 de abril de 2012

12. Más Retratos

"Don Juan Carlos I" 
Óleo sobre lienzo. 162x130 cm.
En esta nueva entrada publico retratos realizados a partir del 1 de enero de 2012. Iré añadiendo, salvo que lo haga en otras entradas, los nuevos que vaya pintando, a los que procuraré aplicar nuevos estilos y con los que experimentaré nuevas técnicas o tonalidades de forma que intentaré arriesgar un poco para salirme de lo que ya he aplicado.
Me está rondando por la cabeza la idea de utilizar, como hice en el retrato de Rita, no tanto en el de Clint, un solo color, cualquiera, con distintas tonalidades como si de un negativo se tratara. 
No sé por qué razón los colores anaranjados están de moda en mí esta temporada, y no parece que se lleven muchos, influyéndome tendenciosamente y animándome a que los utilice con frecuencia. También me motiva el hecho de que veo que a la gente le gustan este tipo de cuadros monocromáticos. Tienen luz y dan un aire de nostalgia, quizás porque recuerdan al sepia de las descoloridas fotografías antiguas.

"Olga". Óleo sobre lienzo. 55x46 cm.
Tengo la inmensa suerte, por lo que me siento muy orgulloso y privilegiado en cierta medida, de ser capaz de pintar con cierta facilidad a las personas, entre otras razones porque el resultado encandila y en cierto modo hipnotiza cuando ha sido bueno, tanto a mi como creador, como al espectador, y es interesante ver la primera expresión del que ha sido modelo cuando se ve. Es al cuadro que le buscará más defectos y por tanto se los encontrará, se observará y re-observará y, como ocurre cuando nos miramos en una fotografía, que nunca estamos contentos de cómo quedamos, siempre nos parece que salimos con la cabeza torcida, boquiabiertos, con ojeras, con la papada caída, más gordos, con cara de boniato o más viejos. Después del primer vistazo vendrán los comentarios de alabanza sobre la obra, aderezados con sutiles "peros" para molestar lo menos posible, cosa que se agradece. El resto de los observantes lo verán bien o como mucho dirán: "yo no entiendo mucho de pintura, pero a mi me parece que está bien, se parece, tiene un aire", etc y en algún caso dirá, "¡está clavao!". Este último si que entiende.

"Juan Pablo II", Óleos sobre lienzo. 65x54 cm.
Gracias a todos, a los que no saben de pintura y critican o le disgustan mis modestas creaciones y a los que entienden de arte, que se maravillan con ellas y me hacen subir el ego con sus lisonjas. Fuera de bromas, es de entender cualquier postura, a mi me ocurre, a veces aborrezco lo que a otros entusiasma o viceversa. No tiene por qué gustar todo a todos y no es necesario entender de pintura, lo que guste, guste, sin más.  Semos asín


"Joaquín Torres" 
Óleo sobre lienzo. 65x54 cm.
"Joaquín Torres" es el último retrato que he pintado durante este mes frío, lluvioso y desapacible de diciembre, que el insensato de él ha hecho que las manos se me destemplaran y que sintiera ese pequeño dolorcillo de los pocos grados en los dedos mientras pintaba en la buhardilla. 
Ya dije en algún sitio de este blog que pintaría personas o personajes que por alguna razón admire, quiera o me atraiga. En el caso de este renombrado diseñador de inmuebles, llamado el "arquitecto de los famosos" me interesa bastante el tipo de arquitectura que construye por su originalidad, ideas novedosas, diseño modernista, etc.  
Simplemente uno de tantos días que lo vi en televisión me dije que lo pintaría y como me cae bien, aunque no lo conozco personalmente, creo que a eso se debe que el resultado no haya sido malo. Tiene cara de buena persona, sonríe y parece un tipo agradable, no hace falta nada más.
Me hice de su club de fans y le sigo también en twitter al igual que mi vecina Milagros la cuál les envió la fotografía de este cuadro y ellos, los del blog del club de fans, lo colocaron en el mismo. ¡Qué bien!.

"La pintura es poesía muda, la poesía pintura ciega". Leonardo da Vinci

miércoles, 4 de abril de 2012

11. Minerales

"Cuarzo" Óleo sobre lienzo. 55x46 cm.
Siempre me ha apasionado todo lo relacionado con la geología y la paleontología, por eso siempre he buscado y coleccionado minerales y fósiles, lo que me ha hecho recorrer buena parte de la geografía peninsular dándome muchas alegrías, satisfacciones, buenos momentos, agradables recuerdos, algunos sacrificios y también decepciones. Mis primeros ejemplares procedían de aquellos amarillos botes de Cola Cao que llevaban adheridos en la tapa cajitas con minerales que yo conseguí quizás con más facilidad que otros porque mi abuelo tenía una tienda de ultramarinos, tales ejemplares los conservo orgullosamente junto a una extensa colección que con los años hemos conseguido reunir. Estos milagros que la naturaleza ha tardado millones de años en pulir con decenas de figuras geométricas, que ha pintado de todos los colores posibles y ha cargado de armoniosas energías tienen una atracción especial para mi desde que muy niño.  

"Lección de Cristalografía"
Óleo sobre lienzo. 130x89 cm.
Pocas cosas pueden dar tanta alegría como encontrar un ejemplar en medio del campo, en una cantera, en la playa, en una vieja mina, en una cuneta o en la misma puerta de casa, ya que pueden encontrarse por doquier, sólo hay que prestar atención al entorno e ir mirando al suelo alrededor y unos pasos por delante. Lógicamente el ojo entrenado y el conocimiento de las rocas y terrenos ayuda mucho, pero con interés y paciencia todo se consigue. En ocasiones incluso desde el coche he visto lugares o rocas que me han llamado la atención, he parado y he encontrado cosas muy interesantes. 

De interés especial son los poco abundantes y de los abundantes los que pueden estar cristalizados o adquieren formas inusuales. Parece imposible creer que unos elementos aparentemente inertes parezca que tienen vida en su interior e inteligencia, como si una colmena se tratara, para organizar sus propios átomos y moléculas en redes perfectas que con una paciencia casi infinita van consiguiendo construir edificios que arquitectónicamente tienen diseños perfectos sin que la mano de técnicos dirijan las obras y sin una mente privilegiada haga el proyecto. 

Hay que estar familiarizado y haber visto y leído sobre estos temas para darse cuenta de lo que la naturaleza ha creado; hay cristales de minerales como el cuarzo, la calcita, el berilo, la anglesita, el yeso y tantos otros de los que se han hallado ejemplares de decenas de metros de largo y de varias toneladas de peso. Hay inmensas cavernas con el suelo, el techo o las paredes repletas de inmensos cristales o de pequeños maravillosos, donde se hace difícil comprender, incluso mucha gente lo duda, que no hay sido el hombre quien los haya moldeado, jamás éste podría hacerlo igual empezando desde dentro, no podría más que imitarlos, o destruirlos, o hacerles pintadas, deteriorar algo tan perfecto que ha tardado millones de años en formarse no tiene nombre, o si, pero prefiero no callármelo. Digo yo que el inútil es tan necio que no soporta que haya alguien o algo que pueda crear, y es tan pobre que no tiene ni el pequeño don de admirar y disfrutar con lo bello.  

Sólo puedo comprender que existan los cristales si creo en la hipótesis de Gaia. 


"Sueño mis pinturas y luego pinto un sueño"- Vincent Van Gogh